''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Lunes, 26 de junio de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
La fiel infantería

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Y ya es una puta

JAVIER R. PORTELLA
Vuelve un héroe a morir. Vuelven los cerdos a gruñir
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
La Estupidez Universal

José Vicente Pascual

15 de marzo de 2013
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JOSÉ VICENTE PASCUAL

 Hace un par de años, después de soltarle un rollo breve pero intenso a una sobrinilla sobre cómo deben comportarse los niños en la escuela, la pequeña, que me había escuchado atentamente a pesar de todo (es decir, a pesar de ser el típico tío-raro-de-narices que de vez en cuando viene con chorradas y sermones), me preguntó muy interesada:

-¿Y las niñas? 

En ese momento lo supe todo perdido. 

Han ganado y por goleada. Si las leyes de la Bondad y Estupidez Universales han conseguido imponerse hasta mediatizar la forma de ver el mundo y comprender la realidad de las indefensas criaturas de nueve años que acuden a la escuela, entonces poco queda por hacer. Callar y resignarse al silencio en todo caso, una actitud más digna que pasar lo que me quede de vida tirando piedras al mar, significándome como un antiguo y un facha (o peor aún, un machista), denostado por los (y las) biempensantes, colocado en el poste de la infamia en ocasiones, ignorado y ninguneado la mayoría de ellas (por antiguo, facha y machista); y en fin para qué seguir. A batalla perdida, retirada en orden. O como decía mi padre, un hombre muy práctico que no hizo el servicio militar por el mismo motivo que yo, falta de espíritu castrense: “Hijo mío, piensa que el soldado que se esconde vale para otra guerra”. 

La Estupidez Universal es imparable, siempre se abre paso, es la fuerza más terca del planeta, mucho más poderosa que la contaminación, el calentamiento global, el nacionalismo catalán, las guerras tribales en África, la injusticia social en Polonia, el fundamentalismo islámico y la dictadura castrista. Las plagas antes mencionadas tienen remedio. La Estupidez Universal, no. Nunca se rinde. Nunca se cansa. Nunca afloja. Es recurrente, se regenera a sí misma, se nutre de millones de nuevos militantes cada año. Incorpora generaciones enteras a sus filas, en masa, radicalmente educados (y educadas) en la doctrina más perversa que mente alguna pudo concebir, pues su poder inmenso radica en que no impone ideas concretas sino la forma de pensar. La bestia controla lo humanamente básico, la conciencia anterior, primigenia, inalienable de cada persona, de la que surgen las ideas propias de cada cual. Hasta ahí han llegado sus tentáculos, y en esa caverna sagrada de la individualidad ha adherido la pegajosa seda de araña y no piensa retirarse jamás.

Esa es otra de sus características: nunca se arrepiente de nada, no analiza las consecuencias de nada porque la Estupidez es una implacable moral de los principios, no de la responsabilidad. Por eso nunca duda de sí misma y jamás examina sus propios errores. Al contrario, la diabólica pujanza de esta doctrina se funda igualmente en la contumacia: a más persistencia en el error, más fuerte se hace, más argumentos, más adeptos, más histeria inquisitorial hacia quienes no compartan sus postulados. 

Da escalofríos pensar cómo crece ese monstruo, alimentado de su propia esencia, que es la simpleza, y del sacrifico intelectual y espiritual de todas y cada una de sus víctimas, la autoinmolación de miles de millones de seres humanos (y humanas). Es el dios más cruel, más brutal, más tiránico que hayan inventado los hombres (y las mujeres). La Estupidez Universal es la religión más opresiva de cuantas campan por el mundo, por la sencilla razón de que a las demás, más o menos, es libre uno de adherirse, en tanto que aquella es obligatoria para todos (y todas). Y quien no comulgue, aviado va... 

Yo me rindo. Ni los caballos de Atila ni los ejércitos de Napoleón, ni los panzers del III Reich ni los silos atómicos de la URSS tuvieron la mitad de la mitad de la capacidad destructiva de la nueva Fe Incontestable. El monstruo crece si no se le combate, pero crece mucho más y más aprisa si se le discute. Y así no se puede. Estas mismas letras, en este humilde escrito, sólo van a servir para eso, para ofrendar nuevos argumentos, más razón, más convencimiento a los cada día más numerosos fanatizados por el mal del siglo y del milenio. 

Mejor esconderse y esperar sin esperanza otra guerra. 

Mejor es callar ahora y seguramente para siempre. 

Callar a tiempo. Antes de que la bestia rastree este artículo, me descubra, me fagocite y me convierta en nocilla, merienda perfecta para dos o tres millones de niños (y niñas) que crecerán muy sanos con las ventosas del monstruo pegadas a sus cerebros.

Adiós. Y haced como que no me habéis visto...

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 15 de marzo de 2013

Ave Fenix

No seamos tan pesimistas. El ave Fenix resugió de sus cenizas. Parece que nosotros aún no hemos llegado a ése estado. Cuando lleguemos a él, resurgiremos.

# Publicado por: Alfredo (Madrid)
viernes, 15 de marzo de 2013

De acuerdo

Solamente deciros que estoy de acuerdo con el artículo. Muchas veces me pregunto ¿seré yo, Señor, el raro?? No. Esta sociedad aborregada camina por donde le marcan y así, felices ... hasta que le tocan su medio de vida y sólo hasta ese punto !!!! Mientras no les toquen su simpleza, SU PASTO,SU CORRAL, toda va bien. Ejemplos: ver la tele. Todo la telebasura triunfa. respuesta del simple ´´no hay otra cosa que ver..´´. existen los libros, la radio, internet, el deporte, la siesta... pues no: la tele puesta que si no al día siguiente no hay conversación en el curro.

# Publicado por: BBAA (madrid)
viernes, 15 de marzo de 2013

EL LIBRO QUE MEJOR HA DESCRITO LA ESTUPIDEZ

Sin lugar a dudas: ´´Bouvard y Pécuchet´´ de Flaubert.

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
viernes, 15 de marzo de 2013

SARCASMO MUY INTELIGENTE

Hay que descubrise ante la forma tan original y divertida que tiene José Vicente de exponer El Problema; sí, el verdaderamente UNICO PROBLEMA. Siento verdadera envidia por quienes escriben así, porque yo cuando trato de estas cosas me pongo muy seria y es mas filosófico el buen sentido del humor porque ahora que caigo ¡¡los esclavos de la bestia estupidizante no tienen este sentido!! Quizás con unas pocas dosis de este sano sentimiento se le pudiera aclarar la mente a mas de uno (o una, para seguir con la ironía). Es que la estupidez es tan seria......

# Publicado por: M Luisa Ottomano Queraltó (Alcalá de Guadaíra)
viernes, 15 de marzo de 2013

VACIEDAD.-

Bajo mi criterio esa Estupìdez Universal es sinónimo de Vaciedad Universal. Vaciedad de principios éticos, vaciedad cultural, vaciedad de proyección humanística. A falta de criterios fundamentales se instala en la sociedad naciente la corriente fácil de lo superfluo, se llena el espacio interior de cualquier cosa que transita por el espacio exterior y, como riada incontrolable, nos traslada a la desembocadura del fracaso personal. ¡Que tristeza observar a la juventud uniformada por fuera, con atuendos clónicos! ¡Que pena da pensar que también por dentro se clonifica el pensamiento! Y es que no hay alternativas que procuren una identificación personal, medios que hagan generar entusiasmos creativos, ser uno mismo como fuente de inspiración.
Hay una ´´dejadez universal´´ por el engrandecimiento humanístico y se necesitaría un líder que convulsionara la sociedad y la sacara del marasmo en que se encuentra.
¿Un líder? El papa Francisco puede tener algo que decir.-

# Publicado por: Roberto del Olmo García (Godella)
viernes, 15 de marzo de 2013

ESTUPIDEZ Y TOLERANCIA

Nicolás Gómez Dávila, en uno de sus escolios, afirma: ´´Las opiniones no son todas respetables sino muertas. Es sólo como cadáveres que las estupideces no hieden´´.

Claro que el pesimismo nos invade por la estulticia circundante, sin embargo no debemos caer en el desánimo. Por lo menos debemos mostrar, sin temor alguno, nuestro desprecio.

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
viernes, 15 de marzo de 2013

excelente

De su artículo entresaco dos frases:

´´la doctrina más perversa que mente alguna pudo concebir, pues su poder inmenso radica en que no impone ideas concretas sino la forma de pensar´´

´´la Estupidez es una implacable moral de los principios, no de la responsabilidad. Por eso nunca duda de sí misma y jamás examina sus propios errores´´

Antes había un ´´exterior al sistema´´, ´´bolsas de resistencia´´ o como quiera llamarse. O al menos el refugio de los libros y de la inteligencia. Hoy ya ni eso: el pensamiento twitter y la generación facebook darán buena cuenta de ello. Con lo que el monstruo será, por primera vez, definitivamente global.






# Publicado por: Alberto (Badalona)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de José Vicente Pascual
La hegemonía cultural de los progres en España
Por qué Le Pen no ha ganado en Francia
De profesión, paridora
El Yunque
Cervantes, inventor del doctor Watson
Por un voto una petaca
"1984" revisitado (otra vez y las que hagan falta)
El político que amaba la poesía... y a su Princesa Roja
España al fin existe
A propósito de huesos
Una raya en una pizarra
Los peperos la emprenden contra los pobres. Los socialistas y comunistas, contra los moribundos
Los dientes del espíritu
Excalibur
Ahora no Podemos
¡Usted no es demócrata, oiga!
Creyentes
Ébola
¿Cuándo se jodió España, Zavalita?
Master Class
Ana María Matute, la última princesa
Los otros 364 días del libro
Proletarios del mundo
Rusia 1 - LosDemás 0
Derecho al propio cuerpo
El tiempo como ficción secundaria en el proceso productivo
Adiós a Facebook y todo eso
La estatua
Los nombres de la cosa
Retrato aproximado de un majadero contemporáneo
La salida a un callejón sin salida
Lo que nos une y lo que no nos separa
Navegando otra vez
Un rey para las porteras
Chapuzas en el Oasis
Rusia, los gays y todo lo demás
Por qué España será gobernada por Evo Morales o alguno que se le parezca
Demasiadas transiciones para una generación
Diez veces NO para un escritor principiante
Cataluña, cara y cruz de la radicalización
"1984" revisitado
Orwell y el "socialismo democrático"
Tiempos bizantinos
El hombre que compraba gigantes
Tecnoflautas
"El Pasmao" y los pasmados
La izquierda insostenible
El gato y el cascabel
Decálogo para pequeño burgueses
El despilfarro que no cesa, ni intención que tiene...
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
"Imagine"
2 Patente de corso
3 ¿De verdad la economía pública es el demonio?
4 SERTORIO
La fiel infantería



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |